Tuesday, August 29, 2006
Nuevo Manual sobre Chile (revisado)

Paseando como siempre por flickr (es como un fotolog, pero mejorado, con más opciones, etc.), viendo imágenes ajenas, buscando cuáles me parecen buenas y copiarlas descaradamente, para ver si yo también puedo hacerlas; llegué a la sección de fotos de una ciudadana estadounidense que al parecer esta residiendo en Chile, y mostraba algunas del mall Plaza del Trébol, en Concepción, orgullosamente decorado con motivos navideños.

Por supuesto, esto no es para sorprenderse, ni mucho menos, pero los comentarios que le siguieron a la foto sí: “This is going to make me sound like a really dumb American, but it just never even occurred to me that they would have malls in Chile”. Traducido sería algo más o menos así: “Esto va a hacerme sonar como una tonta Americana, pero en realidad nunca se me llegó a ocurrir que ellos tenían malls en Chile”. A lo que la dueña de la imagen le responde: “Actually it never occurred to me either. The mall is very similar to the malls I visited in America, too. The food court is arranged the same way and it is the only place in town where there is a McDonald's. The only difference is everything is in Spanish”. Que sería algo como “En realidad tampoco se me habría ocurrido a mi tampoco. El mall es muy parecido a los malls que he visitado en América, también. El patio de comidas está organizado de la misma forma y es el único lugar en la ciudad que tiene un McDonald’s. La única diferencia es que está todo en español”.

Yo quedé con ojos desorbitados, y carcajadas sonaron por toda la cuadra. Cambié mi nick en msn para tener algo acorde al tema (Rupert el indígena con mall), y decidí, por tanto, exponer acá un manual para todos los que no sepan sobre las cosas que tenemos, y así no caigan nunca más en un error como este. Así que vamos con eso.

Desde el descubrimiento de Chile en 1536 por Diego de Almagro, las cosas han cambiado. Se han construido ciudades, se “pacificaron” a los indígenas insurrectos al poder español que encontraron éstos en su camino, se construyeron iglesias (sí, somos monoteístas), tenemos una constitución política, y asimismo varios partidos políticos. De hecho vamos en el cuarto gobierno democrático, después de una dictadura que duró casi veinte años (antes de eso, llevábamos varios gobiernos con elección popular). Pero no creo que todo esto les interese, así que vamos con lo práctico.

Si usted, ciudadano extranjero quiere visitar nuestro país, sepa que no sólo puede llegar en barco o en esas avionetas para lugares sin pistas de aterrizaje; acá tenemos un aeropuerto que, siendo más modesto que los que he visitado en España, Francia o Inglaterra, se adecua perfectamente a nuestras necesidades. No crea que es necesario traer una carpa o repelente para mosquitos (esto no es zona tropical). Acá hay hoteles de la mejor calidad con variados precios para distintos tipos de bolsillo. Aunque como dato, acá los moteles no son ocupados para pernoctar como en sus países de origen, la función de estos es dar un espacio para los amantes con poco tiempo y altas ganas de intimar.

En Chile hay calles pavimentadas, y autos que las transitan (usted si nos visita, puede incluso arrendar uno, al igual que en su país). Tenemos un servicio bastante ineficiente de locomoción colectiva, pero dentro de todo sepa que si le apunta a la micro correcta va a llegar a su destino, aunque siempre es preferible andar en metro o en taxi (aunque es un poco más caro). Corresponde señalar que el Metro de Santiago es uno de los más eficientes del mundo, y es bastante mas lindo que los que vi en Europa.

Ahora usted se preguntará, ¿qué cosas podré ver en Santiago, la capital de Chile? Bueno, acá como buena ciudad moderna, tenemos contaminación ambiental y acústica, grandes tacos de automóviles en las mañanas y en las tardes, edificios de varios pisos de altura, aunque también tenemos parques, un par de cerros, y varios sectores de gran belleza por su arquitectura. Asimismo tenemos museos, teatros, cines (con los últimos estrenos), paseos peatonales, cafés, restaurantes, discotecas y aunque no lo crean, también tenemos malls (en Santiago unos cinco, más o menos). También hay otros en regiones más apartadas, las cuales cuentan en casi todas las grandes ciudades con el mismo equipamiento que describo arriba, descontando, claro, al metro.

Pero no nos quedemos sólo en la capital, las ciudades más alejadas tienen un gran atractivo turístico. En el norte tenemos el desierto más árido del mundo, y donde se está construyendo uno de los telescopios más poderosos del planeta. Asimismo encontramos hermosas playas casi solitarias, y lugares donde podrán hacer deportes como el surf y el parapente. Asimismo al sur de Chile podrán encontrar maravillosos bosques casi vírgenes, increíbles paisajes, grandes volcanes y una gran cantidad de fauna que vale la pena conocer. Pero no crean que tienen que arrendar un Jeep último modelo para cruzar ríos y soportar las inclemencias del tiempo. Siempre pueden tomar un avión que los lleve (a pesar de que no son aeropuertos internacionales, sí tenemos algunos para los vuelos nacionales). O bien pueden tomar tours que los trasladarán a todos estos lugares con todas las comodidades que ustedes busquen. También hay actividades deportivas que pueden hacer ahí, como cannoping, rafting, etc. Para los turistas más avezados, también pueden, si así lo desean, ir y quedarse en carpa en todos estos lugares, los cuales tienen en su gran mayoría sitios establecidos para este fin, baños con duchas de agua caliente y agua potable para su consumo.

En mi país usted también podrá informarse de lo que pasa en el mundo, puesto que tenemos diarios, internet, televisión por cable o satelital, radio e incluso revistas temáticas para todos los gustos (llegan algunas como National Geographic, o la Times, entre otras). Y dentro de los medios, tenemos para variados tipos de público, como es El Mercurio, para un grupo objetivo de clase media y alta, o La Cuarta para la clase menos acomodada. Todo esto, claramente en español, que es el idioma que hablamos acá. Incluso puede sentirse en casa, sabiendo que aquí también tenemos medios que cubren la farándula e inventan todo de tipo de cosas sobre los famosos chilenos, al igual que en sus países, pero a escala un poco más pequeña.

Ahora bien, y por último, tenemos que tocar un tema importante. En nuestro país, como ya lo había señalado, hablamos español. Pero usted no se preocupe, acá buena parte de las personas que trabajan atendiendo público habla también inglés, por lo que podrá usted preguntar por lo que le interesa, sin temor a equivocarse en el lenguaje. Pero si de todas formas quiere usted hablar español, le daré aquí un tip que le ayudará a salir sin problemas de todo tipo de situaciones: la palabra “weá”. Por ejemplo, si quiere que le pasen cierto artículo de la vitrina, y usted no sabe cómo se llama simplemente apúntelo y diga “me pasa esa ‘weá’ para verla, por favor”. Pero sería bueno que omitiera ese tipo de “deformaciones lingüisticas” entre gente culta y acomodada, puesto que en reuniones sociales no suele ocuparse.

Esperando que este pequeño manual de lo que tenemos en Chile le sea de utilidad para que no crea que somos parte de un país con personas que siguen cazando y recolectando para sobrevivir, o que andamos con taparrabo por la vida; y aumente un poco su conocimiento acerca del mundo, cierro este pequeño fragmento recordándole que: ustedes son tan “Americanos” como cualquiera de nosotros, su gentilicio es Estadounidenses y su país Estados Unidos de América; que no por vivir en Sudamérica, bailamos salsa, ni mucho menos es nuestra música tradicional; que aunque usted no lo crea, acá también hay gente rubia y de ojos claros (no sólo llegaron colonos españoles, sino que también alemanes, franceses, italianos, etc., etc.) y que acá en Chile estamos acostumbrados al sistema económico capitalista, así que no traiga cosas o productos para intercambiar con nosotros, los indígenas, bien podemos recibir su dinero e invertirlo en algo que no sea comida o alcohol.
 
Craneado por Rupert a las 7:21 PM | Permalink |


6 Comentarios:


A las 7:33 PM, Blogger And then there was silence...

Jajajaja, notable inicio! Sabes? una vez leí un libro sobre Chile. Iba un tipo en avion volando por sobre nuestro país y tiene un desperfecto. Cae y se encuentra con una selva tropical, con tigres dientes de sable y too. Es un buen ejemplo no? Los tipos creen que vivismos en al edad de piedra y hablamos en unga unga jaja. Pero ya aprenderán....creo

 

A las 7:37 PM, Blogger Doc

Bueno, igual algo de selva tenemos... los monos amazonicos aca son humanos y roban:los flaytes.

Por cierto, si algun turista pregunta, asegurense de remarcar que SI CONOCEMOS EL FUEGO y que los taparrabos acá no se usan.

Saludos

 

A las 9:50 PM, Anonymous Anonymous

Muy didáctica tu descripción de lo que es y lo que no... nuestro país.


Morí de risa cuando me mostraste la página aludida y ahora cuando leo esto , quedó genialísimo... especialmente la aclaración de los moteles.
Yo te apoyo... para que enojarse... si puedes reir...

Cariños!!

Xinita :)

 

A las 8:17 PM, Blogger Paula

jajajaajaja buenísimo post.. es que la verdad es que.. quién elegiría bailar cuca en vez de salsa??? yo no!!!!

 

A las 9:11 PM, Blogger Lolín

Te faltó mencionar los cafés con piernas... ni te imaginas cuantas carcajadas de amigos extranjerios sacó esta peculiar forma de llamar a aquellos lugares de féminas ligeras de ropas. O los lanzas... aunque es un producto de exportación, como el vino y el cobre, asi que nada, aca solamente lo verían en su medio natural

Un abrazo y saludos

Héctor

 

A las 5:22 PM, Blogger Patty

esta wenisima esta guia, en verdad se conoce muy poco de nuestro pais en tierras lejanas, con articulos cmo este ojala ya no seamos considerados cmo los indios ke practicamente no conocemos la ropa o cosas por el estilo...
me gusta tu blog, un beso grande y nos tamos viendo bye