Sunday, December 03, 2006
Un nuevo modo de salvar al mundo

Imagínese el siguiente panorama: ve las noticias a la noche después de haber trabajado todo el día. Están bombardeando una ciudad que probablemente no sabía siquiera que existía, asaltos, violaciones, pederastas que salen libres, bosques quemándose, animales extinguiéndose y gente muriendo, niños que matan a otros por unas cartas para jugar; y quizás, si hay suerte y quedan un par de segundos, una pequeña historia sobre un viejo que puede cantar parado sobre sus manos. Los diarios no son mucho más optimistas, que el político tal se peleó con este otro, que la artista de moda efectivamente se puso silicona y que hay un ganso en el sur que recita a Neruda de memoria.

Usted se levanta de su sillón, de su cama o de donde esté. Quizás le de lo mismo, o quizás se pregunte, ¿cómo puedo ayudar a cambiar esto? Hoy, aquí, le traigo una respuesta de lo más novedosa, y que la puede practicar cualquier ser humano desde la comodidad de su hogar, haciendo algo que muy pocas personas no disfrutan: teniendo sexo.

Donna Sheenah y Paul Reffell, generaron una idea para ayudar al mundo, basada en las energías positivas que nosotros podemos transmitir a la Tierra. Ellos plantean que si una gran cantidad de entes concentran sus mentes en un generar un cambio al mismo tiempo, éste alimentara ciertas energías que potenciaran estas intenciones para canalizarlas hacia algo productivo. Estas energías han sido medidas, según estos personajes, en la Universidad de Princeton con una máquinas llamadas REGs (Random Events Generators o Generadores de Eventos al Azar), en hechos como el atentado a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001, o el tsunami que asoló al océano Índico, así como en varias sesiones de meditación a lo largo del globo, en las cuales han detectado cambios en asuntos cuánticos poco confirmables por uno, un común mortal.

Pero aquellos que pensaron en esto, quizás se dijeron: “¿cómo logramos que un número ingente de humanos piense en lo mismo, al mismo tiempo?”. Llegaron a una respuesta, titulada Global Orgasm (Orgasmo Global). ¿En qué consiste esto, con un título tan interesante?, simple, usted va con su pareja de turno, o bien puede buscarse una nueva para efectos de salvar al planeta, y debe tener sexo el día 22 de diciembre de 2006, con motivo del solsticio de verano. Pero hay una condición: que antes, durante y después del orgasmo, usted piense en la paz mundial. No hay hora específica, puede ser en la mañana, o a medio día o en la noche. Lo realmente importante es que ese día se dedique a esta noble tarea para alcanzar este alto fin.

Suena un poco complejo, dado que llegar al orgasmo pensando en la paz mundial y no a quien tengas adelante (o donde decidan), puede ser un poco más demoroso y quizás menos romántico, pero de todas formas, la intención es buena. Lo mejor es que están todos invitados a participar, hombres y mujeres de cualquier edad (debo entender que pasados los 18, aunque la página no lo indica) y tendencia sexual.

¿Por qué es tan importante el orgasmo? Simple, para efectos de energías, es el momento donde las liberamos por montones, además de ser efecto de ciertas emociones, por lo general positivas, entre los que los que lo están practicando. De ahí la importancia de llegar a éste.

Ahora bien, quizás se pregunte si necesita de algún lugar especial para practicar tan íntimo acto, quizás mirar hacia el oriente al momento del clímax, o bien en medio de un grupo que tenga tan buenas intenciones como usted. La respuesta es no, lo puede hacer llevar a cabo en un bosque, en la playa o en la parte de atrás de un auto. Con tres o cinco personas que busquen lo mismo, o bien después de una romántica cena con su pareja de años y en la intimidad del hogar. Todo depende de usted.

Así que pongámonos las pilas con la Tierra y la humanidad, todos podemos entregar un granito de arena para salvarnos de nosotros mismos, y esta es una buena ocasión para lograrlo. Pero si no le cree a este humilde periodista, siempre puede entrar al sitio oficial de esta campaña: globalorgasm.org, donde encontrarán la información que necesiten para llevar a cabo la misión de entregar un poco de nosotros al planeta que nos da la vida.

Un último recordatorio, y por el bien de nosotros mismos: recuerde el uso del preservativo en todo caso, nunca es bueno arriesgarnos tanto, por muy grandioso que sea este fin.

 
Craneado por Rupert a las 8:20 PM | Permalink |


6 Comentarios:


A las 8:29 PM, Blogger Srta.B

Hola mi estimado amigo...

Qué linda idea y que bien planteada...fijate que yo ya había pensado eso una vez...cada vez que tengo un orgasmo pienso: Si todo el mundo sintiera esto que acabo de sentir yo, pucha que andaría bien el mundo...así que gracias por el aporte!!!

Cuidese harto, y siga preocupandose por la humanidad

bernícola

 

A las 5:07 PM, Blogger Doc

Me pareció haber leído esto antes... mmmm sospechoso, jajaja just kiddin´

Hablando en serio, me parece una de esas ideas 0 aporte medias hipponas y con todas esas cosas tipo "amor y paz hermano" "make love not war" y un montón de cosas por el estilo.

Seamos serios, es una excusa para que la humanidad haga una orgía planetaria... bien barata la excusa, aunque taaaan estúpida no encuentro la idea, es más, suena bien atractiva.

Salu2 man!

 

A las 6:06 PM, Blogger jpintov

voy a salvar el mundo a todo ritmo!!!

 

A las 1:19 PM, Blogger And then there was silence...

Vamos que se pueee! Quien más se suma?

 

A las 6:14 PM, Blogger flor cordillerana

jajajaja la wea, la explicación científica no me la compro mucho, pero sigue siendo un buen intento jajaja
Viole.

 

A las 8:07 AM, Anonymous Anonymous

http://www.danielsantana.com/musica/DanielSantana_Soulama-OrgiaPlanetaria(conelespecialdecorosdebonitosdelsuryesquinales).mp3

a propósito de la orgía planetaria

www.danielsantana.com